sábado, 24 de mayo de 2014

Las gafas de Al-Gafequi


Esta breve entrada, aunque podemos considerarla de cultura general, surge como respuesta a una realidad que a veces se vive... aquello de "ábrete boca y di lo que quieras". Me animé a escribirla un poco preocupada por las explicaciones que algunos guías locales de mi ciudad, cuentan a los turistas ávidos de información, delante de una de las muchas esculturas dedicadas a nuestros paisanos ilustres: Muhammad Al-Gafequi.
Por eso, a quienes hayan visitado Córdoba tal vez les suene esta entrada y si no, quizás resulte curioso conocer la historia de las gafas y de Al-Gafequi.

CUALQUIER PARECIDO CON LA REALIDAD ES MERA COINCIDENCIA

Muhammad Al-Gafequi.
Esa célebre expresión es lo que siempre que paso delante de la escultura de Muhammad Al-Gafequi, en la Plaza del Cardenal Salazar, pienso que él mismo diría cuando se cuenta su historia. Y es que algunos le atribuyen erróneamente el origen de las gafas o, como mínimo, el origen de la palabra gafa, basándose únicamente en una coincidencia entre la profesión del personaje, oculista, y el parecido de su apellido con la palabra. Pero esta atribución no es real.

Al Gafequi, fue uno de nuestros ilustres filósofos y médicos durante el siglo XII. Musulmán y nacido en Belálcazar, pueblo que se denominó Gafia (Gafiq) antes de tiempos cristianos y situado al norte de la provincia de Córdoba, estudió filosofía y medicina entre su ciudad natal y Bagdad, donde recopiló las más avanzadas enseñanzas y técnicas quirúrgicas, desarrollando posteriormente sus propias investigaciones.
Castillo de Belálcazar (Córdoba)

Al-Gafequi se especializó en oftalmología, convirtiéndose en un referente en el estudio y operación de las cataratas. De uno de sus tratados fundamentales, "Guía del Oculista" también referenciado como "Tratado de Oftalmología", se conserva su manuscrito en la Biblioteca de El Escorial (Madrid) y ha sido recientemente reeditado en francés. Este tratado, de cinco secciones sobre medicina general y una más extensa y minuciosa sobre oftalmología, fue escrito para facilitar el estudio y transmitir a su hijo, Ahmed Al-Gafequi, sus conocimientos.
Pero al margen de su profesión y los éxitos cosechados en ella, Muhammad Al-Gafequi no inventó ni las lentes, ni las gafas, ni se dedicó en profundidad al estudio de la óptica, sino de la oftalmología. 

¿DE DÓNDE PROCEDE ENTONCES LA PALABRA GAFAS?

Desmentida ya la relación entre Al-Gafequi y las gafas, debemos decir que sin embargo el origen de la palabra "gafa" sí es árabe.

Gafa proviene del vocablo gafo cuya traducción al castellano es curvo o contraído. De ahí que tomaran su nombre el tipo de patillas curvas que las primitivas gafas tenían, aquellas que evolucionaron de las primeras lentes y que incluían ya montura y varillas para sujetarse y adaptarse a la curvatura de la oreja. Por tanto, como pasa en tantas ocasiones, se denomina al todo por la parte, un tipo de varilla dio nombre a las lentes montadas sobre armadura.
Primitivas lentes "de pinza" sobre montura metálica.

Lo curioso es que gafo no sólo evolucionó al castellano para denominar a las gafas, sino que también es el origen de las palabras "gafe"y "gafar" recogidas por la Real Academia Española y relacionadas con personas con mala suerte y con la acción de trasmitirla e incluso con la torpeza. El motivo, es que en árabe, "gafes" eran los enfermos de Lepra, a los que el agravamiento de la afección acababa por atrofiarles y encorvarles las extremidades, haciéndoles desaparecer incluso los dedos y limitando su movilidad.
Conocido el origen de la palaba española gafas y desmentida la historieta que se cuenta... sólo nos queda conocer algo de la historia de su verdadero origen.

EL INVENTOR PERDIDO

Aunque hubo en la Antigüedad griega y romana personajes como Aristóteles y Ptolomeo que investigaron matemáticamente con primitivas lentes, ese uso no estaba encaminado aún a corregir o facilitar la visión humana, sino más bien al estudio de la luz, su convergencia y divergencia.

Posteriormente en el siglo X, durante una de las épocas doradas de la historia de la filosofía y medicina, el matemático Alhazen, nacido en Basora (Irak - 965) y fallecido en El Cairo (1039), realiza complejos estudios sobre el ojo humano, la función de la retina en él o la forma del cristalino y en su "Libro de óptica" explica minuciosamente que algunos tipos de esferas de cristal aumentan el tamaño de los objetos. Hay quien le considera el precursor del invento de las gafas y el padre de la optimetría. No obstante, también se conoce que en el mismo siglo, en China, ya se utilizaban lentes convexas para facilitar la lectura.

La realidad es que el inventor de las gafas y la fecha, no son conocidos. Se han mantenido durante mucho tiempo como padres de las lentes para mejorar la vista, entre otros, a: Roger Bacon, científico inglés que en 1267 y, siguendo los estudios de Alhazen, escribió su "Opus Majus" donde decía que ciertas lentes de aumento podían facilitar la lectura a ojos débiles; Alessandro della Spina por su parte, fraile de Pisa, dejó un manuscrito de 1289 donde declaraba que sería incapaz de leer y escribir si no fuera por el reciente invento de las lentes. Pero esto, tampoco le atribuye a él la autoría.
Cardenal Hugh de Provenza, 1352

Sea como sea, aquellas primitivas lentes, fabricadas muchas de ellas en cristal veneciano de murano, empezaron siendo monóculos o pares de lentes cuyas primeras monturas, entre finales del siglo XIII y principios del XIV, fueron aparatosas armaduras de madera, hierro o cobre, que simplemente se dejaban caer sobre la nariz. Aquellos incómodos y pesados "armatostes" fueron evolucionando y se le incorporaron primero un mango vertical en un lateral para sujetarlos con la mano y posteriormente las famosas patillas o varillas curvas, "gafo", que acabaron dando el nombre en español a las lentes.

Probablemente, con el tiempo y los estudios, esta entrada quede incompleta en el momento en que algún investigador logre dar con el misterioso inventor de las gafas. O tal vez, no se encuentre nunca, porque la aportación durante siglos de diferentes científicos, matemáticos, médicos y oftalmólogos, hayan dado lugar a una autoría conjunta y en equipo de las gafas, tan útiles y necesarias para todos.



5 comentarios:

  1. Muy Muy interesante!!!!!

    ResponderEliminar
  2. Interesantísimo artículo. Muchas gracias. A mi me habían contado que provenía de Al-Gafequi, pero no encontraba información etomológica. Me lo has aclarado todo. Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a usted por leer y tomarse la molestia de comentar, encantada de que lo que voy compartiendo resulte interesante y mantenga viva las ganas de investigar, procesar y compartir!

      Eliminar
  3. Musalmano Ki kamyabi Aur kaam aane wali beaten KO chhipaya jata hai
    1.2 logon ke galat harkaton Ki wajah se sare Muslim KO bura samjha
    Jata i am proud of musalmaan

    ResponderEliminar